viernes, 18 de enero de 2013

¿Quien determina el estudio?

En Colombia como en muchos otros países estamos en temporada escolar y por estos días la mayoría de los colegios (si no son cobertura o es un colegio con cuota política) han retomado las clases correspondientes al 2013. El tiempo si corre rápido  hace cuanto que apenas le estábamos dando la bienvenida a un nuevo año, y gozábamos de vacaciones, y ahora común y corriente a las labores cotidianas.

Y mientras todos van asimilando sus actividades normales, me ha parecido muy curioso el corre corre de los padres de Familias que estos días son un dolor de cabeza porque ya sus hijos empezaron las clases y están cortos de dinero para comprar útiles  cambiar uniformes o pagar la mensualidad del transporte, pero lo mas curioso de todo es que, sabiendo que apenas nos estamos adaptando a todo esto y ni los colegios y nada da una espera milagrosa para los padres, todo hay que pagar y hay que hacerlo ya.

El otro lado de la moneda, no paralela, es ver a otros padres de familia apurados porque en diciembre se durmieron o les prometieron que en enero un cupo sus hijos tendrían y esta es la hora que uno ve a los pobres niños sin un lugar donde "nutrir su celebro y aprender cosas útiles para..."

Detrás de una buena educación al parecer hay fuerzas mucho mas poderosas que determinan el aprendizaje, uno como estudiante tal vez no conoce o no capta, pero detrás de eso hay parámetros que encasillan la academia y al estudiante y por ahí derecho a los padres de familia.

Esta sociedad estrechó tanto en cuanto a la educación que para recibir un buen aprendizaje debes ser rico o tener dinero suficiente para pagar colegio privado porque a los oficiales les quedó al parecer grande tanta inclusión y poca inversión en calidad, no solo haciendo colegios de punta, se logra una optima educación   Por otro lado las limita-doras reglas de las instituciones que después de sufrir tanto por un cupo se encuentra que normas absurdas que no dan nada al conocimiento y a la expresión personal.

En serio, en nuestra sociedad tenemos colegios que antes de aportar, destruyen, ya la gente sabe cuales son y sin embargo allí están. Pero pronto habrán nuevos frutos que se verán en la sociedad, en las universidades y en los trabajos.

Al final ¿quien determina la educación  acaso es el estudiante. La verdad no, hay fuerzas mas poderosas y egoístas que el libro de Baldor, la literatura clásica, la química orgánica o el pensamiento platónico.

Imagen tomada de infoapadrinar.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada